15 asombrosas curiosidades sobre los condones que seguro no sabías!

15.¿Los condones fallan?

La falla de un condón es prácticamente nula y, aunque puede suceder, uno tiene que ser bastante… poco iluminado como para que le ocurra. Siendo más específicos: el condón tiene un 97% de efectividad como contraconceptivo, un 95% al momento de evitar el contagio de enfermedades de transmisión sexual (ETS), y en realidad, cuando falla, ocurre como consecuencia del mal uso, la colocación incorrecta o el daño al sacarlo de su envase original.

 14. Es muchísimo más antiguo de lo que imaginas

Lejos de ser un invento reciente (como el de los condones femeninos), el Hombre se las ha ingeniado para manufacturar este dispositivo desde hace mucho, pero mucho tiempo. Más precisamente, entre 12.000 y 15.000 años atrás. Para entonces se usaban tripas, tejidos y determinados órganos de ciertas especies de animales, como por ejemplo intestinos de cerdo.

13. Los condones pueden aguantar mucho, pero mucho líquido

No hay nada de qué preocuparse en cuanto a la cantidad de líquido o fluido que un condón puede retener antes de romperse. Son solo mitos.

 

12. El ejército usa condones para la guerra

Obvio que sí, seguramente para otras cosas también… pero lo curioso es que en el ejército, en terrenos como los de Medio Oriente, los soldados utilizaban condones para mantener sus armas seguras de la arena, en casos especiales; para detener sangrados debido a su gran resistencia; para guardar agua; como guantes quirúrgicos para evitar infecciones en intervenciones de último momento; y entre otras tantas cosas, como revestimiento para guardar cosas y mantenerlas secas.

11. Los contrabandistas y los condones

Muchísimos casos de contrabando de drogas fueron descubiertos al analizar el cuerpo de la mula (el contrabandista) mediante rayos-x. Ellos colocaban la droga dentro de preservativos que luego tragaban y guardaban en su organismo durante los viajes. Una vez llegaban a destino, lo hacían salir de su cuerpo y burlaban la ley. Los pocos contrabandistas que aún emplean esta táctica son capturadas con gran facilidad.

 

10. Son tan resistentes que hasta hay ropa hecha de condones

Los condones de látex modernos son tan resistentes que hasta se han utilizado como materia prima para crear prendas de vestir. La diseñadora y artista brasileña Adriana Bertini tuvo la original idea de crear vestidos hechos de condones.

9. Todos pueden y deberían usarlos

No existe razón médica ni científica que impida el uso del condón. No existe ningún caso registrado que siquiera mencione algo al respecto. De hecho, hasta las personas que son alérgicas al látex los pueden utilizar, pues también existen los condones de poliuretano y poliisopreno. No hay excusas, aunque, como habrás de imaginar, algunos grupos religiosos fomentan el no utilizarlos. Por el contrario, los expertos aseguran que es conveniente utilizarlo bajo cualquier circunstancia, más allá del grado de confianza que exista dentro de la pareja implicada en su uso.

 

8. Otros materiales con los que se hacen los preservativos

En la antigüedad se hicieron con material orgánico, telas y partes de animales. Hoy, mayoritariamente en látex y como vimos, en poliuretano y poliisopreno para los alérgicos. Sin embargo, también se hacen con lino, cuero, seda y hasta con materiales extraídos de peces. El futuro del preservativo podría incluso estar en el grafeno.

 

 

7. Es el arma más eficaz contra el VIH

Además de brindar protección en la gran mayoría de las ETS que pueden contagiarse durante el coito, el preservativo es el arma más eficaz para evitar el contagio del VIH. En números, el uso del condón hace que la relación sexual sea hasta 10.000 veces más segura, disminuyendo en múltiples grados la probabilidad del contagio.

 

6. Condones egipcios

Unos 1000 años a.C., en el Antiguo Egipto, se usaban trozos de tela impregnados en estiércol de cocodrilo como preservativo para evitar el embarazo. Tiene mucho sentido si consideramos que la materia fecal de los cocodrilos tiene propiedades espermicidas.

 

5. ¿Se pueden usar dos condones al mismo tiempo?

No, absolutamente no. Es un mito ampliamente extendido que carece de sentido alguno. Por alguna extraña razón, muchas personas llegan a la conclusión de que usar dos condones al mismo tiempo les brindará mayor protección, pero esto no es cierto. En realidad es todo lo contrario. Al utilizar dos condones simultáneamente, se incrementa el riesgo de que haya una ruptura, pues se puede generar una fricción entre ambos que puede dañar los dos preservativos.

 

4. El mito de los condones “extra grandes”

Otro de los grandes mitos sobre los condones es el que refiere al tamaño de estos. En realidad, un condón “grande”, “extra grande”, “magnus”, “troyano” o como sea que le llame determinada marca en determinada localidad, no es tan grande como puedas imaginar. Se trata de una simple jugada publicitaria, los condones no tienen más que un par de milímetros más que los estándar. La próxima vez que veas a alguien alardear por esto, te puedes reír en su cara…

 

3. ¿Cuántos condones se usan por año a nivel mundial?

Mucho más de lo que crees, y es muy, pero muy probable que un gran número de personas los esté utilizando ahora mismo, mientras lees estas líneas. Según el último estimativo, alrededor del mundo entero se utilizan más de 5.000 millones de preservativos cada año. En los últimos Juegos Olímpicos del 2014, se entregaron 100.000 condones sólo a los atletas de la competición, ésto resulta en un total de… ¡35 por atleta!

2. ¿Quiénes compran más preservativos?

La respuesta resulta especialmente interesante si tenemos en cuenta que todo el tiempo hablamos de los condones para hombres. Es sabido que de los 5.000 millones de preservativos que se venden cada año, el 40% lo compran las mujeres.

1. Es uno de los inventos más importantes de la historia

El preservativo ha salvado millones de vidas, evitado el contagio de enfermedades de transmisión sexual y evitado el embarazo no deseado.

 

 

Compartir

Comments

This article has 811 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *